Régimen liberó a más 35 mil reos comunes en los últimos 6 años

El régimen sandinista ha aplicado una lógica clientelista a las liberaciones, haciendo a un lado su propia legislación.

  • San José, Costa Rica
  • 8:31 am
  • May 8, 2024

Reos comunes hacen un gesto asociado a partidarios del régimen sandinista. Mayo, 2023. Foto: Medios Oficialistas

Medios Oficialistas
República 18

Más de 35 mil presos comunes han sido excarcelados por orden del régimen sandinista de Daniel Ortega y Rosario Murillo, bajo el llamado “régimen de convivencia familiar”, una campaña exacerbada desde que inició la crisis sociopolítica en abril de 2018. La próxima de estas liberaciones está programada para el 29 de mayo, lo que aumentará a 37 284 el conteo de reos comunes liberados.

Previo a la crisis existía la figura de la “convivencia familiar” para beneficiar  a reos que “en general carezcan de antecedentes penales”, toda vez que los delitos por los que fueron procesados y condenados “no sean aquellos que por su naturaleza no aceptan fianza de ningún tipo”, según dicta el artículo 60 de la Ley (473) del Régimen Penitenciario y Ejecución de la Pena.

Lea además: Régimen celebrará Día de las Madres liberando a 1500 reos comunes

Para la socióloga María Teresa Blandón, la idea detrás del régimen de convivencia familiar, un preludio a la liberación plena, es positiva, pudiendo aliviar las situaciones de hacinamiento en las prisiones de Nicaragua y brindando una segunda oportunidad a personas encarceladas por delitos menores que no suponen una amenaza para la sociedad.

Sin embargo, la aplicación del régimen sandinista deja mucho que desear. “No podemos conocer cada caso porque no hay información transparente. No sabemos quiénes (de los excarcelados) cumplen esos requisitos y quiénes no”, dijo Blandón a República 18.

No sabemos si en la cárcel hay un esfuerzo por reeducarlos impartiendo valores cívicos. Por lo que sabemos de los presos políticos, (a los presos en general) los tratan de una manera brutal y así no se puede pensar que haya procesos de reinserción. No hay procesos de capacitación ni mucho menos de sensibilización; por el contrario, a veces salen más indignados los presos por el maltrato que reciben del personal de las cárceles“, agregó.

El régimen, al enfatizar constantemente que el régimen de “convivencia familiar” es “un perdón” o “indulto presidencial“, refuerza una lógica clientelista detrás de las liberaciones, que deberían estarse efectuando a como dicta la ley. Tanto es visible en los actos de liberación de estos reos, muchos de los cuales a menudo repiten consignas y hacen gestos de lealtad para el gobierno.

Reos excarcelados bajo régimen de “convivencia familiar” en 2021 hacen con la mano gestos asociados a los partidarios del régimen sandinista. Fotos: Medios Oficialistas

Irregularidades

Además de esto, organizaciones y activistas feministas han señalado irregularidades en el proceso, como individuos que no han cumplido el mínimo de su condena necesario, así como también delincuentes condenados por crímenes que no admiten fianza (como la violación, el asesinato o el feminicidio) siendo beneficiados por el régimen de “convivencia familiar” de manera irregular.

En los últimos años hay excarcelados que han salido e inmediatamente han matado no sólo a mujeres, sino también a hombres; han robado de manera violenta, con intimidación“, explicó Blandón.

El medio feminista La Lupa documentó a detalle en enero de 2021 casos de reos condenados por asesinato y feminicidio frustrado, violación y violación agravada, quienes fueron liberados bajo el régimen de convivencia familiar. Un caso reciente es el de Kevin González, quien un año después de ser liberado bajo “convivencia familiar” asesinó al joven Dereck Gómez joven en Managua.

Visualización de la cantidad de reos comunes liberados por el régimen sandinista bajo régimen de “convivencia familiar” entre 2018 y abril de 2024. Fuente: GRUN, Medios Oficialistas

Intimidación

La activista pro-Derechos Humanos y defensora de mujeres en condiciones de violencia, Jeanette Chávez Mejía, señaló a República 18 que este modus operandi cumpliría dos funciones para el régimen. Primero, la creación de un “ejército paralelo” de personas con antecedentes violentos dispuestas a pagar con lealtad el supuesto “indulto” que recibieron de la autoridad sandinista.

Por otro lado, para Chávez es también una manera de intimidar a la población con la propia proliferación de la criminalidad. Según un estudio de la encuestadora internacional Cid Gallup, que recopila sus datos comunicándose directamente con la población y en base a sus perspectivas, Nicaragua ya es el país con más robos y asaltos en Centroamérica.

Tras el asesinato del joven Alexis Mendoza el pasado 23 de abril en Managua a manos de asaltantes, en redes sociales miles de usuarios se volcaron a criticar la política de liberación masiva de reos comunes del gobierno, a pesar de que no había todavía ningún sospechoso. Esto ocurrió dado que apenas unos cuantos días antes, el 19 de abril, el régimen había libreado a 1500 de estos reos.

Vamos de mal en peor en nuestro país. Gente inocente siendo encarcelada, criminales deambulando libremente en las calles haciendo de las suyas“, era la clase de comentarios que abundaban en publicaciones relacionadas a la noticia, demostrando el temor que existe entre la mayoría de habitantes ante esta política.

El régimen sandinista no ha hecho pública la información de seguimiento de los reos liberados, por lo cual es imposible saber a ciencia cierta cuál es el impacto real de las liberaciones masivas en la criminalidad.