Defensora indígena ante elecciones regionales: “el padrón electoral está lleno de colonos”

El régimen sandinista no sólo ha modificado a los candidatos a elegirse, sino también a los electores de las próximas elecciones regionales.

  • San José, Costa Rica
  • 8:26 am
  • Feb 29, 2024
asesinato indígena

Los colonos invaden los territorios indígenas desde hace décadas, trayendo consigo violencia sistemática.

Cortesía
República 18

Desde ya las declaramos ilegítimas e ilegales” así responde la activista por los derechos de los pueblos indígenas del Caribe nicaragüense, Anexa Cunningham, ante los comicios a celebrarse el próximo domingo, 3 de marzo, en ambas regiones autónomas.

Cunningham trabaja desde el exilio en el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (MEDPI), un organismo asesor del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Las elecciones regionales son ilegales y son ilegítimas porque ninguna organización indígena está participando, algo que podemos evidenciar en las boletas”, dijo Cunningham a República 18.

Lea además: Brooklyn Rivera cumple 150 días en prisión a una semana de cuestionadas elecciones regionales

“Pero también se le ha quitado el derecho a la libre determinación a estos pueblos mediante la participación en estos procesos, tanto como candidatos como electores“, agregó.

Los comicios pretenden designar a 90 representantes ante los consejos regionales de ambas regiones autónomas. Cunningham mantiene que, al ocurrir esto “en un contexto de cierre de espacios cívicos, criminalización, persecución, destierro y desaparición forzada contra miembros de comunidades indígenas y defensores de derechos humanos“, es imposible atribuirles un carácter democrático.

“Y al no ser unas elecciones democráticas, no esperamos una amplia participación pese que hay represión de parte de las estructuras del régimen, que están obligando y forzando a las personas a participar, sobre todo aquellas que están trabajando dentro de las estructuras del Estado“, explicó Cunningham.

“También sabemos que el padrón electoral está inflado, sobre todo de colonos que han venido invadiendo los territorios indígenas, sembrando el terror y la violencia sistemáticos, y la dictadura de Ortega y Murillo es responsable porque están empecinados en obtener el control absoluto en la Costa Caribe promoviendo sus intereses económicos para poder seguir extrayendo recursos”, denunció la experta.

Comunitarios indígenas armados para defender sus territorios de los colonos en 2016. Foto: Courtney Parker, Intercontinental Cry, 2016

Para el 2023, el Observatorio de Pueblos Indígenas de y Afrodescendientes de Nicaragua (OPIANIC) identificó unos 1291 ataques violentos en las comunidades del Caribe nicaragüense. Los perpetradores, invasores de tierras del Pacífico identificados como “colonos”, llevan décadas avanzando con impunidad ante la inacción y hasta colaboración del régimen sandinista, causando terribles efectos ambientales y humanitarios.

En ese contexto, cientos de familias miskitas, mayangnas, y afrodescendientes están abandonando sus comunidades por su seguridad, lo que tiene consecuencias también en la situación del electorado. El régimen sandinista no sólo ha modificado a los candidatos a elegirse, sino también a los electores.

“En este contexto se destaca la desaparición forzada del líder de la organización indígena YATAMA, Brooklyn Rivera” y de su suplente en la Asamblea Nacinoal, Nancy Henríquez, cuyo caso está cubierto por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en sus informes de seguimiento.

Rivera y Henríquez cumplen este 29 de febrero cinco meses como presos políticos del régimen sandinista.

Cunningham enfatiza que esta sería la primera elección regional desde 1990 en la que no participan partidos regionales, lo que supone un despropósito. “Se le está imponiendo (al Caribe) partidos tradicionales del Pacífico con una visión que no tiene que ver en nada con la de los pueblos indígenas y afrodescendientes“, concluyó Cunningham.