Monto de remesas superó al de exportaciones en 2023, evidenciando una productividad lisiada en Nicaragua

Las remesas superaron a los principales productos de exportación nicaragüenses como fuente de ingreso para el país.

  • San José, Costa Rica
  • 2:47 pm
  • Feb 8, 2024

Las exportaciones por régimen general incluyen algunos de los productos más lucrativos que Nicaragua vende al mundo, como lo es el oro.

Cortesía
República 18

El monto de remesas recibido por 2023 superó tanto a las exportaciones bajo régimen general en el mismo periodo por hasta 1.2 mil millones, según los datos publicados por el Banco Central de Nicaragua (BCN) y la Dirección General de Comercio Exterior (DGCE) del Ministerio de Fomento Industrial y Comercio (MIFIC).

En 2023, las exportaciones por régimen general (que incluye los principales productos de exportación del país, como el oro) alcanzaron un monto de 4 mil millones de dólares mientras que, en ese mismo periodo, las remesas lograron amasar unos 4 mil 600 millones de dólares.

Ya el monto de exportaciones por régimen de zonas francas (3.3 mil millones en 2023) había sido superado por las remesas a finales de 2023, siguiendo una tendencia decadente registrada desde 2022.

Lea además: Crisis económica en Nicaragua acentúa la situación de pobreza en las mujeres

La barrida del monto de exportaciones por régimen general supondría evidencia de una productividad lisiada por la crisis que se vive en Nicaragua desde 2018 y agudizada por la pandemia por COVID-19 en 2020, así como por otros factores internacionales, como los conflictos en Ucrania e Israel.

La crisis es, a su vez, el origen para el acrecentamiento de las remesas extranjeras. Se estima que al menos el equivalente a un 9% de la población del país ha partido al extranjero desde 2018, el éxodo más grande en la historia del país, superando al de la guerra civil de la década del ’80.

Las remesas dan una idea de los destinos de estos migrantes: Estados Unidos con el 82.4%, seguido de Costa Rica con 7.1%, España con 5.9% y Panamá con 1.2%, según el desglose del BCN.

“Un país que no quiere invertir en productividad”

Dado que las remesas no han dejado de aumentar en relación al monto de las exportaciones, Nicaragua se enfrenta a la profundización de la dependencia económica de, sobre todo, Estados Unidos, como explicó a República 18 en declaraciones anteriores Manuel Orozco, director del programa de Migración, Remesas y Desarrollo de Diálogo Interamericano.

“Al representar las remesas un fuerte porcentaje de la economía nacional, tienen un peso fuerte en el comportamiento del consumo y el gasto. Si esta actividad no va apalancada con el funcionamiento de la base productiva del país, un cambio en su variación puede ser perjudicial” dijo Orozco.

Orozco aclara que “históricamente, el problema de Nicaragua es que el nivel de ingresos es tan bajo que la remesa no logra cubrir condiciones como para ahorrar e invertir“.

Así, la remesa adquiere un papel de soporte económico más que de capital a invertirse y apoyar en la productividad, algo propio de “un país que no quiere invertir en productividad, generación de riqueza o su población“.