Más de 5800 anomalías cometió el régimen para adjudicarse las 153 alcaldías de Nicaragua

La violencia política en los comicios municipales se manifestó a través de capturas arbitrarias, hostigamiento, amenazas, agresiones físicas, expulsiones de opositores, presencia policial desproporcionada

  • 8:12 pm
  • Dic 7, 2022
votaciones municipales nicaragua
República 18

En su plan por adjudicarse las 153 alcaldías existentes en Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega cometió 5.821 anomalías durante los comicios municipales realizados el pasado 6 de noviembre, informó este miércoles el organismo Urnas Abiertas, durante la presentación de su informe de resultados de observación electoral.

Olga Valle, directora de Urnas Abiertas, explicó durante que, entre las  anomalías identificadas por las redes ciudadanas, se encuentran irregularidades en el uso de vehículos del Estado, coacción del voto, presencia de votantes de otras localidades en los Centros de Votación (CV), propaganda electoral al interior de los CV, padrón no visibles en los CV.

Noticias relacionadas: Alcadías en Nicaragua bajo control absoluto del régimen, que se asignó las 153 municipalidades

Valle señaló que también hubo hechos de violencia política, entre los que destaca la detención de 50 personas entre el 1 y el 12 de noviembre en seis departamentos, las dos regiones autónomas y 20 municipios. De esa cantidad de detenciones, sin especificar nombres por motivos de seguridad, al menos una tercera parte continúa en la cárcel. 

La violencia política, según Urnas Abiertas, se manifestó a través de capturas arbitrarias, hostigamiento, amenazas, agresiones físicas, expulsiones de los CV, control en carreteras, presencia policial desproporcionada y presencia de paramilitares en los Centros de Votación. 

El informe del organismo independiente, presentado en San José, Costa Rica, sostiene que el ejercicio cívico y democrático implícito en un proceso electoral debería dar como resultado el respeto de la voluntad popular. “Sin embargo, lo que se observó en los comicios de Nicaragua fue un encadenamiento de acciones antidemocráticas, de carácter violento y represivo”, detalla el documento.

Para los analistas Eliseo Núñez y Julio Ricardo Hernández, ambos participantes en el evento, estos resultados trastocan principios democráticos como el pluralismo político, el equilibrio de poderes y la legalidad del debido proceso. Pero es una práctica que Daniel Ortega venía afinando desde su retorno al poder en 2007.

Otras noticias destacadas: Nicaragua vive una de las peores «crisis de derechos humanos en el hemisferio», denuncia la directora de Amnistía Internacional en América

“El régimen ha creado las condiciones para eliminar toda oposición política y las últimas expresiones de democracia fueron aniquiladas en estos comicios. Las ideologías de territorios históricamente liberales o las apuestas políticas de organizaciones indígenas y afrodescendientes han quedado excluidas de la administración pública”, puntualiza el informe.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, denuncia que actualmente Nicaragua atraviesa una de las peores crisis en materia de derechos humanos en el hemisferio, debido al control total que ejerce la dictadura sobre la ciudadanía.

Guevara Rosas sostiene que «la población sigue sometida al terror de la represión violenta del régimen, que ha hecho uso de las fuerzas de seguridad y de grupos parapoliciales para instaurar una política de miedo. Las personas no tienen derecho a sus libertades mínimas».