Maureen Porras, la nicaragüense defensora de derechos migrantes que se abre paso en la política estadounidense

Maureen Porras tiene 34 años. Es abogada y estudió también Ciencias Políticas. En esta entrevista habla sobre la migración, la situación en Nicaragua, el TPS, sus propuestas y el liderazgo de los nicaragüenses

  • 3:29 pm
  • Nov 17, 2022
Maureen Porras aspira a concejal de el Doral.
República 18

Maureen Porras nació en Managua, Nicaragua, en 1988. Pero cuando solo tenía siete años su familia se la llevó a vivir a Doral, en Florida, Estados Unidos, donde se formó con la esperanza de ayudar en un futuro a que más personas tuvieran, como ella, la oportunidad de estudiar y salir adelante. Hoy es defensora de los derechos de las personas migrantes y se abre paso en la política de ese país. 

En una segunda vuelta electoral a realizarse este 13 de diciembre, Maureen compite contra otro candidato al cargo de concejal de el Doral, una ciudad que desde su fundación los gobiernos han estado a cargo de personas provenientes de distintos países de origen latino, entre ellos: cubanos, venezolanos, argentinos y mexicanos, según el portal PFS Realty Group.

Maureen Porras, de 34 años, estudió primero la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), en 2010. Pero su compromiso con quienes llegan desde diferentes países buscando un futuro mejor, la llevó a estudiar en 2014 la carrera de Derecho en la Florida Coastal School of Law (FCSL). Actualmente es directora legal de una organización que proporciona servicios de apoyo a refugiados  y personas migrantes. 

Te puede interesar: «Nicaragua pasa por una fase política autoritaria y de profunda alergia por el pluralismo político», denuncia oficina de la ONU

La joven, quien también se desempeña como abogada de migración, cuenta que durante los últimos siete años ha estado ayudando y trabajando con familias inmigrantes de todas las nacionalidades, entre ellos nicaragüenses, venezolanos, cubanos y centroamericanos. “Hemos trabajado para ayudar a esas familias que vienen de diferentes culturas y por las cuales quiero seguir trabajando y representando”, dice.

Sobre la crisis en Nicaragua

La aspirante a concejal de el Doral, Maureen Porras junto a nicaragüenses migrantes en Estados Unidos.

Al ser consultada sobre la situación sociopolítica en Nicaragua, explica que “hay una crisis humanitaria muy grande, al igual que en varios países. Por eso estamos viendo un flujo de personas que huyen de la persecución, huyendo de condiciones muy malas de vida. Huyendo de la violencia”. 

“Nosotros en Estados Unidos tenemos un deber de ayudar y proteger a estas personas. Lo que estamos viendo en la frontera es un sistema de asilo que está sinceramente colapsado. No tenemos los recursos ni el personal suficiente para manejar el número y la cantidad de personas que están llegando”, sostiene. 

Maureen, de hablar pausado pero directo, dice que en Estados Unidos tienen que ver cuáles opciones tienen y qué pueden hacer para tener un sistema más eficiente para apoyarles. “Algo por lo cual yo he abogado, al igual que otras organizaciones, es expandir el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los nicaragüenses y otras nacionalidades”, explica en entrevista con República 18.

Migrantes no pueden regresar a las “malas condiciones de vida”

A criterio de la abogada, el hecho de estar expandiendo cada año el TPS, como ocurrió el pasado 10 de noviembre, significa que las condiciones son las mismas y no mejoran. “No podemos regresar a estas personas a las malas condiciones que viven en sus países. Sobretodo de Nicaragua”, dice desde Doral, una ciudad escogida por muchos inversionistas extranjeros como su lugar de residencia y de negocios.

Lee además: Estados Unidos extiende hasta 2024 el Estatus de Protección Temporal para los nicaragüenses

Maureen propone que es necesario expandir la elegibilidad de TPS para quienes también van llegando y no solo para quienes lo tienen actualmente. “Esa necesidad existe, Nicaragua no está en condiciones para recibir a quienes han huido. No solo por la situación socioeconómica, sino por la devastación de causas naturales. Por eso pienso que hay que trabajar para quienes necesiten esta ayuda”, sugiere la politóloga.

Maureen Porras quiere representar “a todas las voces y todas las nacionalidades que creen en el Doral.

Las propuestas para la ciudadanía en Doral

Maureen Porras es firme al señalar que quiere representar “a todas las voces y todas las nacionalidades que creen en el Doral, porque esta ciudad es una de las más diversas”. “Tenemos una población muy grande de hispanos. Más del 70% de la población es de herencia hispana y más del 90% de residentes hablan un idioma que no es el inglés, sino un idioma extranjero”, detalla.

La joven, quien pide el apoyo de la ciudadanía votante en el Doral, puntualiza que tiene la experiencia y la iniciativa para ayudar a las familias en la comunidad. “Tenemos una ciudad muy buena que le da la bienvenida a un diverso grupo de residentes, de negocios y empresarios”, dice.

Entre sus principales propuestas destaca que trabajará en: 1) Restaurar la responsabilidad fiscal, para mantenerse en un camino saludable fiscalmente. 2) Trabajar para poner en marcha y finalizar la construcción del gran parque de la ciudad Doral. 3) Mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, priorizando y asegurando de tener una buena seguridad pública y 4) Buscar un crecimiento controlado para evitar que este afecte el tráfico. 

Por otra parte, asegura que la comunidad nicaragüense en los Estados Unidos necesita unirse más para tener una voz más fuerte. “Nosotros somos muchos aquí y todavía no tenemos la representación que deberíamos de tener. Nosotros hemos contribuido al crecimiento de esta sociedad. Debemos continuar elevando a nuestra comunidad a puestos de liderazgo e involucrarnos en la política”, sostiene la nicaragüense.