Decisión de McFields fue de “mucho valor” y “riesgo”

“Creo que en un país entero que demanda libertad lo de Arturo cayó en buen momento y es justo reconocerle el paso que él ha dado”

  • 10:43 pm
  • Mar 23, 2022
McFields y Almagro
República 18

Esta mañana, Arturo McFields, en su cargo de embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció las violaciones de derechos humanos del régimen de Daniel Ortega.

McFields, quien fuera electo para el cargo por las autoridades orteguistas dijo en su comparecencia; “tomo la palabra el día de hoy en nombre de los más de 170 presos políticos”.

Violaciones de derechos humanos ante la OEA

El ahora exembajador de Nicaragua ante la OEA mencionó las violaciones de derechos humanos que sufren los reos políticos, en especial los de tercera edad.

Noticias relacionadas: Arturo McFields, embajador de Nicaragua ante la OEA denuncia al régimen

También a las más de 320 personas asesinadas desde 2018 y el silencio de los empleados públicos, que ocupan cargos policiales y militares.

“Tengo que hablar, señor presidente, aunque tenga miedo. Tengo que hablar aunque mi futuro y el de mi familia sean inciertos”, dijo Macfields.

McFields representa a las estructuras que tienen miedo

Para el defensor de derechos humanos, Gonzalo Carrión, la acción del exembajador de Nicaragua ante la OEA representa a las estructuras del gobierno que tienen miedo de hablar.

“El alcanza a decir que tiene miedo, porque él mismo resume los crímenes de lesa humanidad que ha cometido el gobierno”, segura Carrión.

El también miembro del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más asegura que McFields tuvo “mucho valor” en hablar ante la OEA.

Porque esa decisión lo pone en una situación de “mucho riesgo”, tanto a él, como a su familia por tratarse de un funcionario del gobierno de alto nivel.

Voz de aliento para los empleados públicos

De igual manera, la acción de McFields “es una voz de aliento para la gente que continúa sirviendo como empleado público, que por conciencia quisiera no seguir del lado de la tiranía”, agrega Carrión.

Por el alto nivel en el que se encuentra como funcionario designado en la OEA, su “voz es poderosa y tiene trascendencia internacional”.

Para Carrión, los empleados públicos también sufren agresiones a sus derechos humanos, a pesar de trabajar para el mismo gobierno de Ortega.

“Creo que en un país entero que demanda libertad lo de Arturo cayó en buen momento y es justo reconocerle el paso que él ha dado”, añade.

McFields: “no fue fácil, tengo miedo”

Luego de haber dado el gran paso de poner en evidencia al régimen de Daniel Ortega ante la OEA, McFields dijo a medios nicaragüenses que su decisión “no fue fácil”.

“Tengo miedo, vos muy bien sabes de lo que son capaces”, mencionó en entrevista a Lucía Pineda para 100% Noticias.

“Pero creo que no podía seguir defendiendo lo indefendible y creo que los que están presos, los que están enfermos pudriéndose en una cárcel, no se lo merecen”, dijo McFields.

El exembajador ante la OEA dijo sentirse conmovido por el caso de la presa política Tamara Dávila, puesto que él tiene una hija de la misma edad que la de Tamara.

“Yo estoy en una oportunidad de hacer escuchar mi voz (…) mi llamado es a los funcionarios públicos, a que hablen, a que hagan escuchar su voz”.

McFields entre funcionarios disidentes del régimen


Arturo McFields no es el primer funcionario público de alto rango que diciente de las decisiones del régimen de Daniel Ortega.

El más significativo fue Rafael Solís, exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia que se exilió en Costa Rica en 2019 y la exempleada del Banco Centra, Ligia Gómez.

Al igual que ellos, McFields está siendo víctima de descalificativos por parte de los seguidores del régimen de Daniel Ortega en las redes sociales.

“Yo les pido que no traten mal a los funcionarios del Estado, que son obligados a marchar y a ponerse la camiseta. En todo lugar hay personas nobles que están haciendo algo bueno”.

Otras noticias: Cierre de FADCANIC «deja un vacío en el Caribe» de Nicaragua